martes, 22 de diciembre de 2009

PERDONA A TU PUEBLO, SEÑOR



"Perdona a tu pueblo Señor
perdona a tu pueblo.
¡Perdónale, Señor"


Perdona a tu pueblo Señor...
que te deja olvidado en esa cruz
perdona a ese Judas, a ese Pedro que a veces somos
cuando te negamos, cuando te ignoramos
cuando traicionamos tu Amor con el rechazo, con la burla
con las blasfemias que salen de nuestra boca
cuando rechazamos tu Nombre y tu Cruz
por esa poca confianza en tu Misericordia

"Por las heridas de pies y manos,
por los azotes tan inhumanos.
¡Perdónale Señor!"


Perdona a tu pueblo Señor...
que no sabe lo que dice ni lo que hace
cuando preferimos escoger el camino del mal
cuando dejamos de lado la oración, cuando perdemos el valor
cuando preferimos los asuntos mundanales
con nuestras vanidades y frivolidades
con nuestra falta de caridad al prójimo y a nosotros mismos
cuando no sabemos ser agradecidos por tus bendiciones

"Por tus profundas llagas crueles,
por tus afrentas y por tus hieles.
¡Perdónale, Señor!"

Perdona a tu pueblo Señor...
que no te ofrece sacrificios, de recogimiento,
de ayuno, de silencio o de abstinencia,
por ese poco espíritu de mortificación
por esa falta de humanidad de que a veces carecemos
por nuestro corazón duro para juzgar y falto para perdonar
por nuestros vicios y concupiscencias
por nuestra falta de arrepentimiento

"Por los tres clavos que te clavaron
y las espinas que te punzaron
¡Perdónale, Señor!


Perdona a tu pueblo Señor...
que te golpea con el látigo de la maldad, de las guerras,
que hace sangrar tus heridas con el crimen, con la corrupción,
las violaciones a los derechos humanos
la pornografía, la prostitución,
los abusos infantiles, la pornografía,
los abusos infantiles, el aborto, la eutanasia,
el suicidio, el maltrato a los mayores

"Por la abertura de tu costado
no estés eternamente enojado
¡Perdónale, Señor!


Perdona a tu pueblo Señor... que te crucifica
con las mentiras, la soberbia, la indiferencia,
con los excesos que cometemos, gula, adulterio, ira, avaricia,
pereza, envidia, lujuria, por nuestras caídas perdónanos...
perdona a este pueblo Señor... que está ciego, sordo y mudo
a tu Voz, a tu Palabra, a la Verdad

"Perdona a tu pueblo, Señor,
perdona a tu pueblo
¡Perdónale, Señor!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada